Guía completa para quitar el pañal de manera efectiva

Descubre la manera más efectiva de quitar el pañal a tu hijo o hija de la manera más respetuosa posible. El paso del pañal al orinal  es uno de los procesos más estresantes y tensos tanto para los papás y mamás como para los propios bebés, se trata de un proceso de maduración en el pequeño, que en muchas ocasiones es complicado para los papás y mamás.

Es, más o menos, a partir de los 2 años cuándo podemos comenzar a realizar el proceso de pasar del pañal y comenzar a usar el orinal.

Hemos de ser claros en este sentido y decir de manera clara que no existe una única forma infalible de quitar el pañal. Pero en cambio, sí que existen una serie de tips o pequeños consejillos que te pueden ayudar mucho en esta tarea imprescindible.

En otras palabras, podríamos decir, que tratamos de cambiar una situación que de modo natural es incómoda para el bebé en algo, sino placentero, si al menos con una carga neutral para ellos o ellas.

QUITAR EL PAÑAL EN el momento adecuado

Enseñarle al niño el uso del orinal es un proceso, como hemos comentado un proceso que conlleva su tiempo, aquí lo que tenemos que tener claro es que cada niño lleva su ritmo de aprendizaje y no conviene forzarlo, por norma general alrededor del segundo año de vida ya están preparados para iniciar el paso al orinar.

Cómo tip o norma general podemos comenzar a entrenar el proceso del paso al orinal  en esa edad cronológica cada vez que niño nos llega que se encuentra sucio o que necesita hacer pipí, en esos primeros intentos es básico que ya comencemos a introducirle en el uso del orinal.

Evidentemente en esos primeros intentos del niño estaremos presentes y le ayudaremos a realizar el proceso, a la vez que le explicamos para qué sirve el orinal y porque se ha de ir dejando de lado el pañal.

A medida que lo va haciendo con nuestra ayuda, llega el día en que lo hace solo, pero durante esta fase puede haber momentos en los que se equivoque y se ensucie o vuelque el orinal, aquí hemos de ser tremendamente claros y comentar que nunca se le ha de regañar al niño por estos pequeños accidentes.

Elegido el momento. Cómo y qué necesitamos para el paso adecuado para quitar el pañal

Aquí una cosa es tremendamente lógica, quién va a hacer uso del orinal va a ser el pequeño o pequeña, por lo tanto no está de más que sea el mismo o misma la que participe en el proceso de elección del mismo orinal.

También es bueno que juegue con el orinal, lo manipulen a su gusto, se siente aunque sea vestido, vaya entendiendo cómo funciona. Por supuesto un aspecto básico es que siempre esté a la vista del pequeño o pequeña, en un lugar accesible.

Un error bastante habitual es que solemos poner el orinal siempre en el cuarto de baño, en estas primeras etapas en que el niño está enseñando a utilizarlo es conveniente que el orinal esté en un lugar accesible para él y no solo en el cuarto de baño.

Tenemos el orinal, tenemos el modo, nos queda la rutina y una actitud positiva

Conforme se avanza, vemos que el niño por sí mismo ya se va sentando y usando el orinal. Es el momento adecuado para comenzar a implantar una rutina por ejemplo de ir al orinal después de las comidas o el desayuno, en este punto es muy importante no forzarle y dejar que él mismo o ella misma vayan cogiendo el ritmo de uso.

También es importante que os recordemos que la habilidad del control de los esfínteres es un tipo de habilidad que se adquiere de la misma manera que las otras, necesita sus tiempos y es inherente a cada niño, es decir debemos tratar de evitar por todos los medios las comparaciones con otros niños.

Por supuesto, como todo momento evolutivo los niños necesitan un refuerzo para realizar de manera adecuada la conducta del uso del orinal, puedes premiarlos o felicitarles.

Recuerda que estamos en un camino de logros evolutivos de los pequeños y pequeñas. Nunca está de más mostrarle satisfacción y orgullo cuando realizan las cosas de manera adecuada. Esto siempre incidirá de manera positiva su autoestima además de conseguir que la conducta se repita en el futuro.

Convierte el paso al orinal en un momento emotivo y totalmente empático con ellos

Comprende que para ellos no va a ser un momento agradable, es decir puede que se resista, pero asume esta situación con toda la normalidad y no te dejes llevar por el estrés, transmite seguridad y confiabilidad.

Se trata de mimetizarse totalmente con él o con ella, participa de sus emociones y por supuesto respetas, elige los momentos adecuados para el paso gradual al orinal comunícate con él o ella. Hazle entender qué comprendes su incomodidad pero qué vas a hacer que se sienta [email protected] y sobre todo más cómodo o cómoda tras el uso del orinal.